"¿Por qué huís cobardemente? Triunfad sobre la tierra, que en el cielo veréis la recompensa" (Boecio)



miércoles, 14 de enero de 2009

Epifanías de segunda mano


Hace unos pocos días, en la pequeña ciudad donde vivo ocurrió un hecho, por decirlo de alguna manera, peculiar. Fue durante una tormenta, cuando un rayo impactó sobre un fresno, quebrándolo de modo tal que el tronco desgarrado, que aún se mantiene en pie, tomó una curiosa forma que una gran cantidad de creyentes, no tuvo impedimento alguno para ver allí la imagen hierofánica de la Virgen, hecho para nada sorprendente, teniendo en cuenta lo frecuente que suelen ser este tipo de epifanías (algunas en extremo más desagradables como la supuesta materialización del rostro de Jesús en la orina de un perro), en diversos rincones de nuestro país. No debió pasar mucho tiempo para que un grupo de adolescentes decidiera ponerle fin a este objeto de veneración e idolatría, decapitando -si se puede decir que este pedazo de árbol tenía cabeza-, la imagen de la Santa Madre de Cristo.

Para más detalles, pueden visitar este link

Ante un episodio de semejantes características, uno se ve tentado a sonreír maliciosamente, a no ver más que un acontecimiento grotesco, absurdo, propio del tercer mundo o, cuando menos, de una comunidad sumida en la barbarie. Sin embargo, quizá debamos detenernos un momento para analizar este hecho desde otra perspectiva, perspectiva que, dicho sea de paso, es la buscamos mantener en este blog.
Acaso, ¿no es lícito suponer que estas personas, poco instruidas y, por eso mismo, menos influenciadas y/o condicionadas por la educación profana brindada por una sociedad cada día más secularizada, por un mundo que sólo es posible comprender sumidos bajo la falsa luz de la ciencia reduccionista y el racionalismo más radical, por un mundo donde se pregona el ateísmo como sinónimo de liberación y progreso, en definitiva, por un mundo sin Dios, son más susceptibles a sentir en la oscuridad de sus almas, aunque de un modo precario y rupestre, una profunda nostalgia por las formas trascendentes?
No faltaron los intolerantes de turno, más de uno haciendo jactancia de un pseudo intelectualismo pedante, dispuestos a burlarse de los fieles o simplemente a comentar entre murmullos y con crueles ironías el comportamiento que suscitaba este árbol, ahora devenido en objeto sagrado. No obstante, tenemos pleno derecho para afirmar que este árbol, quebrado o no, es sagrado y lo seguirá siendo, sencillamente porque todos los árboles lo son. En los pueblos y comunidades agrarias, aún persiste en la memoria colectiva, aunque ciertamente deformado y despojado de su valor simbólico, el tenue recuerdo o la sombría intuición de que la Naturaleza es una hierofanía, y las "leyes de la naturaleza" son la revelación del modo de existencia de la divinidad[1]. Es mucho lo que podemos aprender de cuanto nos rodea, incluso de las personas con las que solemos tratar y que son consideradas como representantes de una ignorancia general que debe ser erradicada.
Más ridículos nos parecen aquellos individuos que dicen combatir todas las religiones establecidas sobre la faz de la tierra, es pos de una extraña distopía anárquica y, paradojalmente, muestran una abierta predisposición para creer ciegamente en un pseudo-documental new age (y como caso más evidente podemos mencionar el masivamente difundido y promocionado Zeitgeist) y tomarlo, sin ningún tipo de reparos, como si de una "verdad revelada" se tratase. Pero ése, es tema para otro post.

[1] Mircea Eliade, El mito del Eterno Retorno

.·.

14 comentarios:

Mónica Pérez dijo...

Hola,

perdón por poner esto aquí, puede borrarlo una vez leído.

Solo quería que supiera de la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

Saludos,
Mónica

Fedonte dijo...

Muchisimas gracias por tu comentario, hasta ahora encontre pocas mentes críticas hacia Zeitgeist, eso es preocupante. Tu blog parece interesantisimo, ahora lo voy a leer en profundidad, y encima que suene Therion de fondo lo hace todavia mejor. Ahora en un rato te agrego a mis links. Un saludo. Fedonte de fedonte.blogspot.com

iobhar dijo...

Estoy muy de acuerdo con usted en lo que apunta sobre esa predisposición de la que hace gala el cartesianismo falaz tan difundido en este tiempo.

De hecho, y a propósito que usted menciona Zeitgeist, claro ejemplo de este tipo de tendenciosidad, tuve un debate al respecto en otro blog no muy relacionado con estos temas a propósito de este asunto, y que unicamente me sirvió para convencerme que cualquier defensa de lo sagrado en estos tiempos le convierte a uno a los ojos de los demás en un mero fanático religioso.

Por si le interesa leer el artículo al que me refiero y el hilo de comentarios le dejo aquí el enlace http://www.neoteo.com/zeitgeist-addendum-13834.neo

José Manuel dijo...

Una reflexión muy oportuna, Sahaquiel, qué exasperante es esa suficiencia atea, agnóstica. o como se diga.
En efecto, las personas más sencillas tienen el acceso más "despejado" a sentir la presencia divina tanto en su interior como en todo aquello que ven, seguramente no está tan materializados, tan duros, y expresan en sus actos esa verdadera inocencia.
No habíamos oído nada de ese "Zeitgeist". Ahora he visto que es una película difundida por internet con tufos de anarquismo... ¡otra vez! Le echaremos un vistazo.
Un abrazo.

Fab dijo...

No obstante, tenemos pleno derecho para afirmar que este árbol, quebrado o no, es sagrado y lo seguirá siendo, sencillamente porque todos los árboles lo son.

Sahaquiel dijo...

Fedonte: Muchas gracias por tu visita y comentario. Tu blog me pareció muy interesante y divertido.
Lo de Zeitgeist es lamentable. En efecto, es preocupante ver como muchos de sus seguidores parecen ofenderse con facilidad cuando uno trata de refutar algunas de sus absurdas afirmaciones. Si esto no es fanatismo...
En otro orden de cosas, el metal es una de mis pasiones y la música de Therion en particular me pareció muy acorde a los temas que aquí se tratan.
Un abrazo

Sahaquiel dijo...

Iobhar: Tus aportes siempre serán bienvenidos en este blog. Te agradezco por ese interesante link.
Estuve leyendo detenidamente los comentarios y debo decir que estoy completamente de acuerdo contigo.
Es irritante pero, efectivamente, uno es tomado como fanático religioso cuando intenta defender lo sagrado o simplemente desenmascarar este tipo de falacias, lo cual comprobé en una breve participación en un grupo de discusión de Facebook...
Saludos.

Sahaquiel dijo...

José Manuel: Muchas gracias por tus palabras. Me gustaría conocer tu opinión al menos sobre la primera parte de Zeigeist que es la que trata sobre simbolismo y religiones comparadas en un descarado ataque al cristianismo. Esa parte es la que nos incumbe más directamente.

Un abrazo

Sahaquiel dijo...

Fab: Me alegra verte de nuevo por aquí, después de tanto tiempo.
Un abrazo

José Manuel dijo...

Hola Sahaquiel,
he estado viendo esa primera parte de Zeigeist y. para ser sinceros, esperaba algo mucho más serio debido a la repercusión que he visto que tiene. ¡Pero si todo se basa en la recurrente falacia de creer que el símbolo es idéntico a lo simbolizado!
En el fondo de todo creo que subyace la idea de creerse la "cumbre de la evolución humana" y mirar con desprecio, como "historias primitivas" todo aquello que se refiere al verdadero Conocimiento, a aquello que de una u otra manera apunta a lo esencial del ser humano y entre ello se encuentra, cómo no, el simbolismo tradicional como uno de los soportes más universales para intentar elevarse a la comprensión de las realidades suprasensibles.
Ahora bien, también es mi experiencia que con ese tipo de mentalidad no merece la pena ni gastar un segundo. Como decía Guénon una de las cosas más insufribles que hay en esta vida, es tener que soportar a esa ignorancia que es ignorante de sí misma y que se atreve a cuestionar y discutir todo, y con especial vehemencia aquello de lo que nada sabe ni puede saber como es todo lo que incumbe al ámbito de lo sagrado. ¡Qué le vamos a hacer! Por lo menos, Sahaquiel, encontramos todavía seres con los que podemos compartir aquello de lo único que verdaderamente merece la pena hablar y que todavía somos permeables a ese lenguaje que apunta a lo divino, al Espíritu como centro de nuestro ser.
Un abrazo.

juanarmas dijo...

Hola Sahaquiel, como conjunto, Zeitgeist me pareció una obra interesante como conjunto. No soy un defensor a ultranza; algunas cosas me parecen oportunas y otras, no tanto. Habrá que esperar a ese post centrado en esa obra.

Respeto a lo que comentas, creo que debiera retomarse como Humanidad, por medio de las sociedades y dando el primer paso la unión de individuos que así lo vivan, una vivencia sagrada de la existencia, de la vida en sí. En ese sentir, los árboles, los animales, los elementos y, por supuesto, las personas son sagradas.

El fanatismo nunca trae nada bueno, ni en uno ni en otro sentido. Como alguien ha comentado, el símbolo no es lo simbolizado: el dibujo de la orina ni el púlpito de la iglesia son lo que simbolizan. Lo que simbolizan está en todo y en todos, si uno así lo cree y acepta.

Un abrazo,

juan

Sahaquiel dijo...

José Manuel: Muchas gracias por el comentario sobre este lamentable documental. Uno no se vería llevado a tener en cuenta y repudiar este tipo de acciones si no fuese por la enorme masividad con la que es difundido.

Un abrazo

Sahaquiel dijo...

Juan: Me parece muy acertado lo que dices. Debemos buscar el justo medio entre ambas tendencias, tan degradantes por cierto, entre la fe teñida de sentimentalismo y el racionalismo frío y despojado de toda sacralidad. Parafraseando a René Guénon, el sentimentalismo es una llama que calienta, pero no ilumina y el racionalismo es una llama fría que alumbra sin dar calor.
En lo que respecta a Zeitgeist, tu apreciación del mismo es válida y respetable. En este blog siempre habrá lugar para el disenso, porque es la mejor manera de construir.
Particularmente considero que es un producto peligroso, dañino que impulsa a personas poco preparadas a creer en una absurda mentira que no puede conducir a nada bueno. Pero es sólo mi opinión...

Un abrazo

Alchemy dijo...

Hola Sahquiel!
La verdad que este post con la noticia del árbol, primero "torneado" por el rayo y luego "decapitado" por los jóvenes, y el paralelo con la situación en torno a la imagen formada en la pared por la orina del perro, sorprenden y a la vez son una simple confirmación de como se pueden ver o sentir las cosas. Creo que en definitiva es el resumen de como es la mente y cuan sujetos a los pensamientos está la sociedad.
Tanto en estos hechos como en el caso del documental de Zeitgeist pienso que, en realidad, lo peligroso no es ni el documental ni la imagen formada en la pared ni lo que sucedió con el árbol, sino que la peligrosidad se encuentra en la psicología de quien interpreta los hechos o fenómenos.
Me detengo a observar y veo, como un mismo hecho, para algunos puede ser algo milagroso mientras para otros una desgracia. Por poner un ejemplo, en el caso del perro orinando en la pared, este hombre prefirió quedarse con la sensación de que un "milagro" había acontecido, mientras que para otros, este hecho se tornaría desagradable sintiendo que habían ensuciado su pared. Lo que es la mente humana! sorprendente.... verdad?.
Con respecto al documental, si bien no es el eje central del post, coincido con Juan, hay que tomar las cosas de una manera objetiva, sin fanatismos. Y sigo sosteniendo, todo depende de la psicología que lo mire. Si bien desconozco las verdaderas intensiones de quienes lo crearon, me limito a verlo sin pensar en ello y tratando de rescatar lo rescatable y desechar lo que no me convence.
Pero claro, en una sociedad donde el pensamiento y el ego es lo que mueve todo, se hace imposible no caer en la dualidad.

Un abrazo!

BeT