"¿Por qué huís cobardemente? Triunfad sobre la tierra, que en el cielo veréis la recompensa" (Boecio)



domingo, 9 de marzo de 2008

Y la Bestia pasó por Buenos Aires...


Antes que nada, pido disculpas a los asiduos visitantes de este pequeño blog por la frivolidad y escasa trascendencia que, en principio, pueda tener esta entrada. Me dijeron en alguna oportunidad que debería crear un blog alternativo para tales fines, pero, al menos por ahora, no creo tener el tiempo, la voluntad y las ganas de actualizar con demasiada frecuencia un proyecto semejante.

Hay ciertos "vicios profanos" que me acompañaron durante mucho tiempo y que actualmente me rehuso a abandonar. Uno de ellos es esa, muchas veces cuestionada e incomprendida, ambrosía musical llamada Heavy Metal. Esto no significa, desde luego, que no pueda disfrutar de música, digamos, más armónica, más elevada. Sin embargo, en estos días, dos palabras estuvieron resonando tenazmente en mi cabeza:


El pasado viernes 7 de marzo tuvo lugar, en el estadio de Ferrocarril Oeste, ubicado en la ciudad de Buenos Aires (Argentina), un evento sublime, majestuoso, incomparable. La legendaria agrupación británica llegó a tierras argentinas para darnos una lección inolvidable de música exquisita y de calidad excepcional.
Ahora, tratemos de ver esto desde un punto de vista vertical, cómo diría nuestro amigo Mahatma, porque a veces es posible, con un poco de imaginación, sacralizar, aunque sea mínimamente, ciertas actividades mundanas.
Antes de ingresar, en los momentos previos, le hicimos un pequeño honor al divino Dioniso/Baco, como para aclimatarnos a todo lo que se vendría en el transcurso de la noche. Cuando las luces se enciendieron, luego de la introducción, un símbolo conocido captó enteramente mi atención. Sobre el bombo de la batería había una preciosa imagen de un triángulo equilátero con un ojo de Horus en el centro. Este símbolo se repetiría en la ropa de algunos músicos. Todo era acorde a la cuidada escenografía ambientada en el antiguo Egipto, tomando como referencia un clásico disco de los 80's: Powerslave.
Mencionaremos de pasada que es una de las pocas bandas, o al menos la única que conozco en este estilo, que cuenta con 3 guitarras. Interesante número, ¿verdad? Un verdadero arquetipo de la Aritmosofia universal. Sumados al resto, alcanzan un total de 6 integrantes. Recordemos la importancia de éste último número otorgada por Pitágoras y que más tarde, siguiendo la cadena iniciática de conocimiento perenne, llegaría los Colegia Fabrorum y la escuela vitruviana...
En lo que respecta a la lírica, cabe señalar que las conocidas alusiones a la Bestia y su característico número, el 666 (concretamente, en el álbum The Number Of The Beast de 1982), no es tomado como objeto de culto, sino más bien como objeto de burla, como si de un entretenimiento lúdico se tratase.
Volviendo puntualmente a lo vivido durante el show, podríamos decir que, al igual que en el auténtico sentido tradicional del Carnaval, fue como un tiempo destinado a vivir conscientemente el desorden, una vuelta al caos, con el fin de agotar las energías inferiores, tal como lo indicaba Núria en un artículo publicado en su blog. Golpes que aún se sienten, empujones, forcejeos de todo tipo y una violenta caida al piso acompañada por las patadas de un fanático alocado, estuvieron a la orden del día. Parece extraño que alguien pueda disfrutar de semejante ejercicio físico, pero lo cierto es que cada individuo puede encontrar sus propias formas de diversión y, lo que es más importante aún, soportes catárticos particulares que se adecúen a su constitución psíquica y nivel de desarrollo axial.
El despliegue de talento en el recital fue lo más cercano a la perfección que mortal alguno podría concebir; los instrumentos fueron ejecutados con la precisión de un relojero suizo, la voz inigualable de Bruce Dickinson alcanzó la suprema potencia de sus mejores épocas y, en definitiva, el poderoso sonido del metal hizo vibrar el estadio en una misteriosa armonía sobrenatural.
Para finalizar, dejo la sugerente letra de una bella canción que, con el tiempo, fue convirtiéndose en una de mis preferidas y que, afortunadamente, decidieron incluir en el setlist de la gira:

Revelations

"O God of Earth and Altar,
Bow down and hear our cry,
Our earthly rulers falter,
Our people drift and die,
The walls of gold entomb us,
The swords of scorn divide,
Take not thy thunder from us,
But take away our pride."
(G.K. Chesterton: English Hymnal)

Just a babe in a black abyss,
No reason for a place like this,
The walls are cold and souls cry out in pain,
An easy way for the blind to go,
A clever path for the fools who know
The secret of the Hanged Man - the smile of his lips.

The light of the Blind - you'll see,
The venom that tears my spine,
The Eyes of the Nile are opening - you'll see.

She came to me with a serpent's kiss,
As the Eye of the Sun rose on her lips,
Moonlight catches silver tears I cry,
So we lay in a black embrace,
And the Seed is sown in a holy place
And I watched, and I waited for the Dawn.

The light of the Blind - you'll see,
The venom that tears my spine,
The Eyes of the Nile are opening - you'll see.

Bind all of us together,
Ablaze with Hope and Free,
No storm or heavy weather
Will rock the boat you'll see.
The time has come to close your eyes
And still the wind and rain,
For the one who will be King
Is the Watcher in the Ring.
It is You.

20 comentarios:

Pola dijo...

No veo porque deberías abandonar tus vicios profanos, y aún menos aquellos que tengan que ver con el disfrute en cuerpo y alma de la música (aunque el cuerpo se haya llevado alguna que otra patada por lo que parece). La música es un vehículo a veces incomparable para elevarse, una forma de acercarse a la armonía secreta del mundo, y poder disfrutar de ella en directo es una experiencia muy especial (vamos, te imagino "viviendo el caos y agotando energías inferiores" a base de bien...)

P.S. Por cierto, en Radiohead también hay tres guitarristas (y utilizan el ondas Martenot, ya sabes, ese instrumento tan atmosférico que se escucha en algunos grupos progresivos como King Crimson); ¿finalmente escuchaste algo de ellos?

Un abrazo, KY metal W. ;-)

lorena dijo...

la verdad esque ese tipo de música no es lo mío...pero es estupendo que alguién tenga ese punto de vista

Referente a lo que hay en tu blog:

"El que ha realizado el peregrinaje de su propio espíritu, un peregrinaje en el cual no hay nada que concierna a la situación, al lugar o al tiempo, que está en todo, en el que ni el calor ni el frío se experimentan, que constituye una felicidad perpetua y una liberación de toda penalidad; éste está por encima de la acción, conoce todas las cosas, y obtiene la eterna Beatitud."

Sankarâchârya

Eso si me facina, dime quién es Sankaracharya? es algo brutal y que toca el alma de quien lo lee

Alchemy dijo...

Hola Sahaquiel, antes que nada, agradecer tu visita por "mis instantes" y mis mares...
Y decirte, no estoy de acuerdo con eso de profano y mundano...jejeje!! creo que no hay que pedir disculpas por nada, no hay dos mundos...es solamente uno, compuesto por matices...según del lado que se miren las cosas...nada más.
Con respecto a la experiencia que cuentas...me trae algunos recuerdos, cuando nombras "The Number Of The Beast de 1982" y me pongo a pensar... me parece que fue ayer cuando salió el LP...jejeje!! Recuerdo que tenía un amigo, Gustavo Russo, que era tan fanático que pintó toda su habitación con enorme "fresco" de los dibujos de la tapa del disco, demás esta decir que era un excelente dibujante ;-) para "mandarse semejante laburito". En esos momentos, yo con mis quince años, me preguntaba...como hacía para dormir ahí sin tener pesadillas...jajaja!! Bueno...recuerdos...que me vinieron a la mente gracias a tu post.
Con respecto a lo que cuentas del público presente en el evento, creo que cada uno expresa y "traduce" las cosas según lo que tiene dentro.... hay veces que se ha juzgado mal a un grupo musical, por lo que el público entiende y hace.... sin tener en cuenta que en definitiva, las acciones corren por cuenta de quien las realiza y la psicología que los mueve. Esto lo cuento a modo de haberlo vivido como experiencia cercana.
Saludos desde el mar, tranquilo, fresco y soleado en el mes más lindo: Marzo ;-)
BeT

Alguna dijo...

Un recital propicia el encuentro místico con quien disfruta esa música (sea la que sea) y el Todo.
Cualquier experiencia puede ser algo místico, si uno la aprovecha (pero un recital es una experiencia que se presta mucho para eso, y sobre todo un recital de ese tipo, jejejeje... es emocionante)
Y ná, eso, emoción, eso es lo divino (nada profano) que nos contacta a los que estamos escuchando a tal o cual música...

Besos!

Mari dijo...

alguna soy yo. =P

Núria dijo...

Sahaquiel, te doy las gracias por la cita que has hecho en este post relativa a mi espacio, y concretamente sobre el “Simbolismo del Carnaval”.
Ahí, en mi blog, te dejé también una palabras.

Quiero agregar a lo dicho, que lo sagrado es siempre una percepción distinta de la vulgar, a la que se llama profana. Y tu reseña sobre el concierto nada tiene que ver con lo vulgar.
Un fuerte abrazo.

Mahatma dijo...

Fabuloso post, Sahaquiel! Felicidades! Como todo alquimista, transformás el plomo vulgar en oro filosófico!
Me encantó tu post!
Abrazos!

M.

russianblue dijo...

Con respecto a Revelations, hay quien cree que Aleister Crowley fue uno de los idolos de Dickinson y que el tema “Revelations” debe interpretarse como una declaración de Crowley considerándose a si mismo “La Bestia 666".

Corresponde a cada uno, supongo, el sacar las conclusiones pertinentes.

Saludos

Sahaquiel dijo...

Pola: Coincido en que la música puede ser un vehículo incomparable para elevarse, en cualquiera de sus manifestaciones.
No sabía eso de Radiohead... sin duda alguna son músicos de primera calidad, es un grupo que estoy redescubriendo.
De King Crimson, ¿qué podría decir? ¡Me encantan! ¡Robert Fripp es un genio!

Otro abrazo, KYW. :)

Sahaquiel dijo...

Lorena: Sankaracharya es como se llamaba al sabio del hinduísmo, Adi Shankara, autor de numerosas obras entre las que se incluyen comentarios a los Upanishads y a los Vedanta-Sutras. Fue, además, quien consolidó el sistema Vedanta Advaita.
Reconozco que he leído muy poco de él.
El texto en cuestión es citado por el metafísico francés René Guénon en uno de sus artículos.

Espero que estos datos puedan serte útiles.
Saludos

Sahaquiel dijo...

Alchemy: Desde cierto punto de vista, podemos considerar a lo Sagrado como una modalidad diferente de lo profano. Vivir la experiencia de lo Sagrado es situarse, tan cerca como sea posible, de lo real, en el centro del mundo, donde no tienen lugar las contingencias engañosas del reino de la ilusión. En las sociedades tradicionales no existían tales diferencias porque el hombre era consciente de su posición en el Cosmos y cada actividad, por insignificante que pueda parecer desde una perspectiva moderna, revestía una estructura ritualística propia que ponía a quines participaran de ella en armonía con los ritmos arquetípicos del Universo. Desgraciadamente, la sociedad moderna se hundió en la mediocridad "desacralizando" el mundo, creando un ambiente ostil y alejado de toda verdadera espiritualidad. No digo que se traten de "dos mundos", pero son, en efecto, dos perspectivas diferentes de situarse en el mundo, de cara a la realidad. Así, dos personas pueden, en apariencia, realizar las mismas acciones, pero vivir realidades completamente diferentes.
Muchas gracias por compartir esa divertida anécdota. De a ratos, creo que me hubiese sentido muy a gusto viviendo en los 80'.

Saludos.

Sahaquiel dijo...

PS: No quiero decir que haya nacido después de los 80, pero en esa época era sólo un niño.

Sahaquiel dijo...

Alguna Mari: El recital puede ser, si uno realmente lo quiere, una experiencia sublime. Y todo en la vida puede volverse sagrado, si adoptamos un punto de vista tradicional, aunque dadas las condiciones degradantes propias del Kali Yuga, ese tipo de vida se torne cada vez más difícil de seguir...
Un beso.

Sahaquiel dijo...

Núria: Es un placer hacer citas a tu magnífico blog porque se ha vuelto una verdadera fuente de inspiración para todo sincero buscador.
Estoy completamente de acuerdo con la división que haces entre lo Sagrado y lo profano.
Sobre este punto en particular, te recomiendo la lectura de un artículo que me pareció más que interesante...
http://usuarios.lycos.es/contemplatio/N-%20el%20modo%20de%20vida%20tradicional.htm

¡Un abrazo!

Sahaquiel dijo...

Mahatma: ¡Qué alegría verte por acá! Muchas gracias por tus palabras, de verdad. A veces cuesta realmente transmutar el plomo vulgar en estadíos tan avanzados de degradación... Pero siempre nos queda la esperanza de poder vivir esa experiencia.
¡Abrazos!

Sahaquiel dijo...

Rusoazul: Es cierto que Bruce Dickinson tiene cierta afición por algunos libros del excéntrico Aleister Crowley. Sinceramente es, hasta cierto punto, decepcionante saber que alguien pueda interesarse por un personaje tan siniestro y desviado. Aleister Crowley fue un significativo agente de la contra-iniciación en el siglo pasado. Deformó enseñanzas tradicionales a su antojo y combinó este sincretismo con una perversión desmedida que llevó hasta el extremo. Sin contar su enorme influencia en el nacimiento de la New Age y el movimiento Hippie.
De todos modos, me parece una buena letra y, por más vueltas que le de, no encuentro ninguna declaración de satanismo.
Con respecto al 666, la canción "The Number Of The Beast" es obra del bajista, Steve Harris, que ninguna simpatía siente por Crowley, y está inspirada, a modo de broma, en una pesadilla que tuvo luego de haber visto la película The Omen (La Profecía).
Siendo el baterista, Nicko McBrain, un declarado cristiano, no creo que quieran llevar esto mucho más lejos.

Muchas gracias por traer este tema a colación, es muy interesante.
Un abrazo.

Vivi dijo...

Hola Saha! Tanto tiempo! Te cuento que los Iron estuvieron también por acá en Costa Rica. Fue un despliegue impresionante, creo haber escuchado que hubo 25 mil personas en el concierto, lo que para un país tan chiquitito como este es una cosa de locos. Vino gente de todo el resto de Centroamérica.
He de confesar que no soy fan de los maiden, pero tuve la oportunidad de estar ahí y me alegró muchísimo, de primera el chivo como decimos por acá jeje
Saludos a VT!!!!

Luz dijo...

jaja, mi hermano estaba allí también...y dice que fue increíble...Besos!!!

Sahaquiel dijo...

Vivi: ¿Cómo estás? =)
Por los comentarios que estuve leyendo, lo de Costa Rica fue impresionante, algo histórico. ¡Me alegra que haya sido así!
Fue un espectáculo de lujo. Puede gustarte o no el estilo, pero hay que reconocer que el altísimo nivel.
Besos.

Luz: ¡¡Qué bueno verte por acá!! ¿Cómo anda todo por allá?
jeje... sobre el recital, ¿qué más puedo decir? una maravilla.
¡Besotes!

¡Felices Pascuas!

macein dijo...

Y en un sentido analógico y metahistórico aun pasó por Bs As. antes, ya que XUL SOLAR fue discípulo de ALEISTER CROWLEY...