"¿Por qué huís cobardemente? Triunfad sobre la tierra, que en el cielo veréis la recompensa" (Boecio)



martes, 24 de julio de 2007

Nicolás Flamel: Las interpretaciones filosóficas según el magisterio de Hermes.

(El libro de las figuras jeroglíficas - Click para ampliar)

Nicolás Flamel fue sin lugar a dudas uno de los más emblemáticos y misteriosos adeptos de la Ciencia Sagrada. Su biografía está impregnada de alegorías simbólicas tales que lo convierten en un personaje semi-legendario. Los hechos fehacientemente probados y las especulaciones metafísicas en torno a su vida se confunden dando lugar a un enigma histórico que los eruditos modernos no lograron desvelar.
Un simple escribano de vida relativamente modesta, tras pasar largos años estudiando un arcano libro que el destino puso prodigiosamente en sus manos y, luego de recorrer un sendero inciático en el que conoció a su venerado Maestro Canches, se convirtió en un auténtico filántropo capaz de realizar cuantiosas obras benéficas sin que nadie comprendiese cuál era la fuente de sus elevados ingresos monetarios. Muchos creyeron, y él mismo afirmó, que había alcanzado la concreción de la Magnum Opus, que en su poder se encontraba el tesoro anhelado por todo verdadero alquimista: la Piedra Filosofal. También se dijo que junto a su esposa logró elaborar una tintura milagrosa o elixir de la inmortalidad. Lo cierto es que se desconoce la fecha exacta de su fallecimiento que se supone entre 1413 y 1418. Fue sepultado en el cementerio de Saint-Jacques-la-Boucherie, pero en un intento de exhumación, se descubrió que su tumba se encontraba vacía...


Éste es un fragmento, que me tocó muy de cerca, de la introducción a su magistral obra literaria: El Libro de las Figuras Jeroglíficas.

LAS INTERPRETACIONES FILOSÓFICAS SEGÚN EL MAGISTERIO DE HERMES

Deseo de todo corazón que aquel que busque los secretos de los sabios, -repasando en su espíritu estas ideas sobre la vida y la resurrección futura saque primero provecho de éstas. En segundo lugar que sea más previsor que antes; que profundice acerca de mis figuras, colores y filacterias, sobre todo éstas; ya que en este arte no se habla vulgarmente. Que luego se pregunte a sí mismo por que San Pablo está a la derecha, en el lugar en que se suele representar a San Pedro, y San Pedro en el lugar de San Pablo. Por qué San Pablo está vestido de blanco anaranjado, y San Pedro de naranja rojizo. Por qué el hombre y la mujer que están a los pies de estos santos rogando a Dios como si fuera el día del Juicio, están vestidos de colores diversos y no desnudos y en los huesos, como resucitando. Por qué en el dia del Juicio, se ha pintado a ese hombre y esa mujer a los pies de los santos, ya que deben aparecer mas abajo, en la tierra, no en el cielo. Por qué los dos ángeles anaranjados en cuyas bandas se lee: Surgite mortui, venite ad iudicium Domini mei, aparecen vestidos de ese color y fuera de su sitio que debe estar en lo alto del cielo con los otros que tocan instrumentos. Por qué tienen campo violeta y azul, y sobre todo por qué su filacteria, que habla a los muertos, termina en las fauces de un león rojo que vuela. Quisiera que después de éstas y otras preguntas que justamente pueda hacerse, abriera los ojos del espíritu y concluyera que esto se hizo por una causa. Seguramente que bajo su aspecto hay grandes secretos, y hay que rogar a Dios para que se los descubra. Habiendo así guiado por grados su conocimiento, deseo tambien que crea que estas figuras y explicaciones no se han dado para aquellos que jamás han visto los libros de los filósofos, y que, ignorantes de los principios metálicos, nunca se podrán llamar hijos de la Ciencia, pues si pretenden comprender estas cosas ignorando el primer Agente, se equivocarán y nunca entenderán nada. Que nadie me reproche si no me entiende con facilidad, pues ser más reprobable que yo, ya que al no estar íniciado en estas secretas y absolutas interpretaciones del primer Agente (que es la llave que abre las puertas de todas las ciencias), sin embargo, quiere entender lo mas sutiles conceptos de los filósofos, que muy celosamente lo han escrito para aquellos que ya poseen estos principios que no se encuentran en ningun libro porque es cosa de Dios que se los revela a quien le place, o se los hace enseñar a viva voz y por tradición cabalística, a un maestro; y eso pasa raras veces. Entonces hijo mío (te puedo llamar así porque soy muy viejo, y porque eres hijo de la ciencia), que Dios te deje aprender y luego trabajar para su gloria. Escúchame atentamente y no sigas adelante si ignoras los principios de que acabo de hablar.



PS: Alguien me dijo que Flamel aparece en Harry Potter, pero la verdad es que no leí ninguno de sus libros ni me interesé en ver las películas.

14 comentarios:

Imadia dijo...

Sí =P De ahí era que me sonaba (o del anime Full Metal Alchemist?).

Siempre me ha llamado la atención estos tipos que escriben de forma "yo tengo toda la verdad y ustedes son muy indignos para entender".

Me choca un poco esa actitud. Saludos!

Pola dijo...

Sobre la naturaleza del primer Agente (creo), encontré un texto muy interesante. Es una epístola del siglo XVI sobre el fuego filosófico de Jean Pontanus. Tal vez ya la hayas leído. Si no es así y quieres hacerlo aquí te dejo el link (la transcribí en un blog en el que colaboro):
http://nekamu.wordpress.com/2007/07/21/epistola-sobre-el-fuego-filosofico-de-jean-pontanus/
Saludos.

Sahaquiel dijo...

Imadia: Tengo que ver Full Metal Alchemist!! Hay un otaku dormido en mí que quiere renacer de sus cenizas. :P

Eso que decís es típico en personajes como Paracelso, entre otros tantos..
Tenían sus motivos para adoptar ese tono grave. Uno de ellos era alejar a los "sopladores" y "quemadores de carbón", es decir, aquellos que malinterpretaron la Ciencia, que interpretaron los símbolos en un sentido literal dejándose seducir por el oro vulgar..
Saludos! Gracias por pasar. :)

Pola: Muchísimas GRACIAS! Estuve leyendo ese texto y es realmente hermoso. A quienes suelen visitar este blog y están interesados en el tema(Mahatma, Filousía, Androcles, Galafer, Eli..) se los recomiendo.

Saludos!

Mahatma dijo...

Ah! Flamel! Qué bueno! Qué enigmático. Coincido con el tema de los sopladores... Me causa mucha gracia el hecho de que los químicos modernos creen que son los herederos de los [ingenuos] alquimistas, cuando en realidad son los herederos directos de los sopladores de carbón...

En la novela de Rowling se lo nombra varias veces a Flamel (hay un capítulo que lleva su nombre), también a Agrippa... calculo que para hacerla más atractiva (entiendo que estos nombres son bastante más conocidos por los angloparlantes que por el mundo hispano). Evidentemente la autora ha leído libros "ocultistas", y emplea algunos símbolos tradicionales (el basilisco y el fénix, la piedra filosofal, etc.)... todo con fines puramente de entretenimiento. Lo que sí asusta es que algunos aprovechen el éxito de ventas de ese libro para publicar, por ejemplo, un "Evangelio según Harry Potter": http://www.edicionesobelisco.com/ficha.asp?codart=3546

Abrazos!

M.

yo dijo...

Supongo que muuuchas personas conocerán a Flamel por Harry Potter con el tema de la piedra flosofal (y me incluyo en ellas).
No sabía eso del evangelio, ja
bah, a esta altura ya no me asusta nada.

Sahaquiel dijo...

Mahatma: No tengo nada en contra de Rowling ni de sus libros, de hecho, cualquier cosa que incentive la lectura en los niños siempre será bienvenida. Al tener muchas lecturas pendientes debo prescindir de algunos libros dedicados únicamente al entretenimiento. De todos modos, me alegro de no haberlos leído, me parece terrible que se mezclen personajes tradicionales y símbolos Sagrados en un medio meramente profano.
Lo del Evangelio según Harry Potter me parece descabellado..
Abrazo!

Lau: Bienvenida! Gracias por la visita! Como le decía a M., conozco esos libros sólo por el nombre y me parece una falta de respeto total a la Tradición Primordial jugar con esa clase de símbolos. Es una muestra más de la decadencia del mundo moderno.
Besos!

Renton dijo...

Que luego se pregunte a sí mismo por que...
Escúchame atentamente y no sigas adelante si ignoras los principios de que acabo de hablar

Tal vez lo más curioso e interesante sea que el tal Flamel no dogmatiza si no que anima a la búsqueda de lo que él llama el secreto de los Sabios...

Indica una dirección, no una ruta concreta e ineludible.

Una vez más una entrada muy interesante.

Luz dijo...

mmmmm...coincido con lo que dice
imadia...Ojo, tal vez falte más contexto pero pareciera que acá hay una verdad única y absoluta que sólo unos pocos elegido están en condiciones de comprender cabalmente...Sabés lo que pienso del elitismo, en cualquiera de sus formas...

Besos Sahaquiel! Y felíz domingo!! :P

Sahaquiel dijo...

Renton: Excelente reflexión! Me alegra que alguien haya notado ese punto que es, quizá, lo más importante del texto. Los Símbolos precisamente indican una dirección, en tanto que el camino y el punto al que se llega dependerá del grado de desarrollo interior logrado por el Adepto.
Muchas gracias, amigo.
Un abrazo.

Luz: Hay conocimientos a los que no todos podemos llegar. Análogamente a cualquier conocimiento académico al que se accede por grados.
Los "sopladores" sólo se quedaron en la superficie, tergiversando la naturaleza del arte. La verdad es un tesoro valioso y a veces es necesario protegerlo. En ese caso, cierto elitismo es sumamente útil. Por otro lado, el autor exhorta a sus lectores/discípulos a que busquen en sí mismos y advierte que para seguir adelante es necesario un trabajo interno que no todos están dispuestos a realizar y que no debe tomarse a la ligera... uufff... este tema da para mucho.
Te recuerdo unas palabras evangélicas que se ajustan al sentido del texto de Flamel:

"No den lo sagrado a los perros, no sea que se vuelvan contra ustedes y los despedacen; ni echen sus perlas a los cerdos, no sea que las pisoteen." (Mateo 7:6)

Besos.

Renton dijo...

Menos mal... generalmente veo más de lo que suele haber.

:]

Bibliotecariasensual dijo...

Lo que yo pienso sobre esto de incluir temas de esta índole, es decir, incluir elementos que sólo aquellos que están en el tema, como los símbolos y demás, es verdad, pero da para pensar que cierto conocimiento, llegue a algunos y más adelante lo puedan entender, o sólo para aquéllos que los entretiene, pero con el tiempo, estas personas y no los elgidos, adquirirán ese saber.Tarde o temprano.
Y a mi me encanta este tipo de literatura, donde se mezcla, lo símbolíco y determinadas sabidurias.No importa cuales.

Sahaquiel dijo...

Renton: Generalmente en el lenguaje simbólico cada quien ve hasta donde sus ojos se lo permiten. Una vez comprendido el sentido del símbolo, las interpretaciones dependerán del desarrollo alcanzado por cada uno.
Saludos!

Bibliotecaria: Es cierto que incluir determinados temas o símbolos en literatura destinada al público en general puede despertar el interés de algunas personas que de ahí en más deseen seguir investigando por su cuenta, de hecho me ha pasado en alguna ocasión. Sin embargo no creo que todos estén preparados para comprender y algunos no lo estarán jamás, simplemente no están cualificados.
El tema del elitismo es delicado porque dicha palabra suele generar una impresión negativa, cuando en realidad no es para tanto.
Besos!

Anonymous dijo...

es un buen dato me gusta mucho la alquimia en mic aso mis antepasados lo fueron y tengo muchos libros q quisiera poder leer no entiendo bien lo q dicen si alqguien supiese como leer me mandaria un mensaje por favor solo kiero q me enseñen a traducir el libro gracias barumir_28@hotmail.com

Fragarí dijo...

Felicitaciones por su interés en la Alquimia Interior
Todos los secretos de la ALQUIMIA
de Hermes y de los Faraones
según las revelaciones de un Adepto
Por primera vez en más de 40 siglos

Reciben la Invitación para visitar
La Alquimia del Adepto VITRIOL
http://www.adeptovitriol.esforos.com/

Saludos cordiales
Rosemunde y Fragarí