"¿Por qué huís cobardemente? Triunfad sobre la tierra, que en el cielo veréis la recompensa" (Boecio)



domingo, 24 de junio de 2007

Prisión invisible

Quería tan sólo intentar vivir aquello que tendía a brotar espontáneamente de mí. ¿Por qué habría de serme tan difícil?

(Demian, Herman Hesse)

Muchas veces nos encontramos con esas llamativas coincidencias originadas por motivos, en apariencia inextricables, que algunos podrían denominar sincronicidades y otros, en tono despectivo, simplemente "casualidades". No obstante debemos reconocer que el azar parece ser el efecto de una ley cuya naturaleza escapa a los límites de nuestra comprensión en un nivel ordinario de manifestación. A fin de no extender esta entrada en demasía, prefiero omitir los conceptos relacionados al Karma en la Tradición Hindú, que lamentablemente fueron excesivamente tergiversados por la fragmentada y frívola mentalidad pseudo-espiritualista que tanto caracteriza al pensamiento occidental.
Las vivencias, experiencias o señales que la vida nos presenta con mayor o menor asiduidad toman capital importancia en tanto y en cuanto podamos atribuirle un valor simbólico que nos permita reconocer en nuestro interior parte de aquello que el velo de la ilusión nos impedía percibir.
La cita que encabeza este post, "Quería tan sólo intentar vivir aquello que tendía a brotar espontáneamente de mí. ¿Por qué habría de serme tan difícil?", son las primeras palabras que pude leer de un libro que adquirí ayer a la tarde. Fue una sorpresa muy impactante porque describe con suma precisión mi situación actual. Ayer mismo pude comprobarlo: no puedo mostrar lo que en realidad soy; mi timidez es excesiva, me inhibo con facilidad; soy poco expresivo; ante la ansiedad ni siquiera soy capaz de controlar el tono de mi voz y mi locuacidad comienza a tambalear. En fin, soy socialmente inepto y admito que es parte de la carga acumulada tras largos años de aislamiento y negación. Quizá sea demasiado exigente y riguroso conmigo mismo, pero el tiempo me enseñó que es el modo más rápido y seguro de avanzar, a pesar de que conjuntamente sea necesario fortalecer la templanza a fin de soportar el dolor propio de las contingencias del viaje.
Ayer sufrí mucho, luchando en silencio con mis demonios, pero al mismo tiempo viví un día muy especial y por momentos fui realmente feliz.
Estoy sumido en la oscuridad de una profunda tristeza, pero espero con alegría el nuevo amanecer.
Soy libre, pero estoy atrapado en una prisión invisible.
Siento un impulso incontenible por romper en un llanto desconsolado, pero sin dejar de sonreír.
Es tiempo de morir, para renacer con mayor vitalidad.
Es paradójico y alienante, como todo en esta vida, y seguirá siéndolo hasta que podamos trascender la encarnizada lucha de los opuestos y retornar a la Unidad.

8 comentarios:

Luz dijo...

Sahaquiel: si fuiste feliz, eso es lo importante, ¿no? Y me alegra que así haya sido :)
Somos quienes somos, cada uno de nosotros. Es bueno querer cambiar, siempre y cuando uno quiera cambiar por uno mismo y no por lo que digan o piensen los otros...
No te preocupes. Todos enfrentamos demonios, y los que vienen de adentro suelen ser los peores.
Es importante ser uno mismo y si los otros no te aceptan, o te piden que cambies...bueno...esos otros tienen dos problemas, je :P
Creo que todos tenemos cosas que modificar, pero tengo la impresión de que te exigís demasiado...¿me equivoco?
Besote!!! :))
L

Sahaquiel dijo...

Luz: Soy yo quien no puede aceptarse a sí mismo tal cual es. Siento que soy poca cosa y exigiéndome al máximo por lo menos puedo aspirar a ser "algo".
No quiero llegar al final de mi vida siendo un "Hombre Mediocre".. aunque no estoy seguro de lograrlo.
Otro besote :)

1gato dijo...

Estimado amigo, vengo a darte las gracias por tus palabras en mi blog, la verdad es que son un verdadero aliciente para continuar en mi lucha.
Bueno lei tu post , me recuerda a un viejo problema ya superado , SER TIMIDO....te ruborizas?...
Me permito continuar con mi estilo y dejarte una pequeña reflexion:
REFLEXION

Detrás de la timidéz suele estar como fantasma sin forma concreta: la falla en la autoestima, una parte del manejo personal con el amor, con los afectos hacia uno mismo comienzan a presentar problemas, generalmente se origina en el sistema familiar, o en el sistema social disfuncional, ... algo de tu entorno pudo estar condicionándote desde pequeño a tener ésta tendencia, el rubor es como una consecuencia de todo ésto... es uno de los últimos eslabones de la cadena, para poder cortar con el problema hay que tratarlo, ver sus orígenes, descubrir caminos hacia atrás que te expliquen las posibles causas emocionales que hay detrás de cada reacción física acalorada, ruborizada, o con sudores repentinos incontrolables...
Si hay tendencia a la depresión puede también ser como un resultado lógico luego de haber enfrentado situaciones sociales que te dejan en evidencia, o que te hacen sentir verguenza, pudores ante otros, o al desnudo...
Se entiende que de todos modos éste síntoma te condiciona en tu vida y para superarlo o al menos controlarlo, necesitas aprender de sus causas, estudiarlas, profundizar en ti, ...necesitas buscar un espacio íntimo donde charlar todo ésto, donde trabajar tu autoestima, sostenido por manos serias y profesionales,que comprendan tu shock emocional luego de cada momento crítico y vergonzoso. Necesitas trabajar en ti mismo para sentirte más libre de autoconceptos posiblemente errados, de percepciones quizás equivocadas acerca de tu valor humano, resignificarte a ti mismo, sentirte más pleno y seguro, ... si lograras ese nivel de relacionamiento contigo mismo es muy probable que no solo jamás te afecte lo que otros digan, sino que hasta te reirás de cualquier comentario de otros fuera de lugar, o que antes te causaba tanto rubor. La solución está ...necesitas buscar espacios adecuados donde poderlo trabajar. No desistas en esa búsqueda, tu seguridad y salud te necesitan fuerte y claro a la hora de relacionarte con otros, y contigo mismo...Amigo eso funciona, bueno por lo menos a mi me ayudó y me ayudan mucho las terapias en manos de expertos.......suerte!
Quizá regrese con alguna otra reflexion , tu post dá para mas....

Sahaquiel dijo...

Estimado Gato: Muchas gracias por tus palabras! Ese aporte es verdaderamente valioso!
Es cierto lo que dices, la falta de autoestima creo que ha sido una constante en mi vida, de a ratos con mayor intensidad..
No me ruborizo tanto, más bien me bloqueo... entonces, soy poco expresivo y tengo dificultades para hablar correctamente. Además de eso, muchas otras sensaciones relacionadas directamente con la ansiedad... Quiero creer que se puede superar, aunque a esta altura de mi vida, no sé si tengo demasiadas esperanzas; ya ha pasado mucho tiempo. No obstante, superé muchas de mis limitaciones y no quisiera que la timidez sea una excepción. Una vez más, muchas gracias.
Un abrazo!!

Luz dijo...

Sahaquieeeeeeel!!! te has ganado una distinción en mi blog.
Pase y vea...
besote!!

Sahaquiel dijo...

Luz: Muchas gracias... es verdadero honor, pero no creo merecer tanto, sinceramente. :)
Besos!

Mahatma dijo...

Sahaquiel, entiendo lo que decís porque tengo tendencia a ser del mismo modo... a veces me paraliza el hecho de "tener" que interactuar... Lo que a mí me sirve en esos casos es no tomarme tan en serio. Por lo general, en esos momentos, parece que el mundo va a estallar, tengo muchos "juicios" internos, pienso que si hago tal cosa, seguramente pasará tal otra, y que por lo tanto mejor no hacer esto o aquello... en definitiva, me paralizo sin poder hacer nada, no se me ocurre qué decir... y ahí me acuerdo de no tomarme tan en serio. Fluir, dejarse ser... ¿qué puede pasar?

Creo que el meollo está en permitirse a uno mismo ser.

Te dejo un abrazo enorme!

M.

Sahaquiel dijo...

Estimado Mahatma: Te agradezco sinceramente por ese comentario, me dejó pensando.. No podría estar más de acuerdo. Ver la interacción con otras personas como un "partido de Ajedrez" me paraliza. En este juego cada movimiento debe ser pensado detenidamente y eso implica un cierto tiempo del que no disponemos en una charla informal. Curiosamente esto no suele suceder cuando doy mis clases particulares y quizá se deba a que dejo de "tomarme en serio", y me proyecto, con más libertad, a través de lo que intento explicar.
Muchas gracias.

Otro abrazo!