"¿Por qué huís cobardemente? Triunfad sobre la tierra, que en el cielo veréis la recompensa" (Boecio)



miércoles, 4 de abril de 2007

Martín Fierro y la concepción del Tiempo.

Moreno, voy a decir
Según mi saber alcanza:
El tiempo sólo es tardanza
De lo que está por venir;
No tuvo nunca principio
Ni jamás acabará,

Porque el tiempo es una rueda,
Y rueda es eternidá;
Y si el hombre lo divide
Sólo lo hace, en mi sentir,
Por saber lo que ha vivido
O le resta que vivir.

José Hernández (1834 - 1886), La Vuelta de Martín Fierro (2º Parte)


El tiempo lineal, fragmentado, del modo en el que lo percibimos no es más que una abstracción del pensamiento, tan sólo una vana ilusión. Es la cuarta coordenada (o dimensión) de la continuidad espacio-temporal que constituye el Universo. La concepción de un espacio tridimensional, separado del tiempo es parte de la limitación de los sentidos, propia de la multiplicidad en la que estamos atrapados -por olvidar nuestra verdadera esencia- y a partir de la cual, debemos edificar nuestro camino para retornar a la mónada. El hombre, a través del sendero iniciático, puede trascender la envoltura de la carne y en un estado superior de conciencia, vivir en un Eterno Presente.
La rueda es un símbolo fabuloso, del que mucho se podría hablar, representa los ciclos y los cambios; la eterna transformación del cosmos; la vida, la muerte y el renacimiento; también simboliza la Totalidad y la concreción dinámica de la Gran Obra.
Rememoramos una y otra vez el pasado, y de algún modo queremos cuantificar el valor de nuestra vida. Nos aferramos, a veces inconscientemente a errores y traumas de un tiempo ficticio. Los errores y caídas deben ser escalones de progreso y no mucho más.
El futuro se construye día a día, instante a instante y por su naturaleza es impredecible, no hay destinos preestablecidos, sólo tendencias cíclicas. Como diría Víctor Hugo:
"El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad."

4 comentarios:

Mari dijo...

Gracias.

Nada, que me quedo pensando.

Fab dijo...

que agradable cambio en lo visual del blog amigo.
un abrazo Sahaquiel :)

presencia por favor.

Mahatma dijo...

Sí!

Es como si cada instante que afrontamos fuera un caos o una potencialidad (la oportunidad de Hugo)que nosotros (concientemente o no, pero sería mejor hacerlo de manera conciente) modelamos. El tema sería poder verlo desde "arriba", es decir, desde ese punto o unidad sin tiempo, y ver el conjunto.

Muy buen post.

M.

Sahaquiel dijo...

Gracias a todos por los comentarios.

Mari: No hay nada que agradecer. =)
Fab: Tenía que cambiar el template, el aspecto anterior no me decía mucho. Me alegro de que haya gustado. Un abrazo!
Mahatma: Como siempre, excelente aporte!

Saludos!