"¿Por qué huís cobardemente? Triunfad sobre la tierra, que en el cielo veréis la recompensa" (Boecio)



jueves, 1 de febrero de 2007

Equilibrio

La vida es un ida y vuelta constante, un péndulo que nos arrastra de un lado a otro en el momento menos esperado. Es común, y muy fácil por otro lado, autoflagelarse ante los errores y trayectos oscuros en nuestro camino. Es parte de nuestra naturaleza dual y, consecuentemente, ilusoria. El estado normal del hombre en la sociedad moderna es naturalmente alienante, impulsado cruelmente por una vida acelerada que mutila la libertad absoluta de conciencia y donde parece reinar la cantidad y la fragmentación del tiempo, como norma incuestionable para dimensionar el valor de la propia vida.
Únicamente podremos despojarnos del sufrimiento provocado por las ataduras de la materia, si nos colocamos a igual distancia de ambos extremos de la dualidad. Trascendiendo lo que los hindúes llaman Rajas y Tamas, es decir, emoción e inercia respectivamente, hasta alcanzar el Sattva, la perfecta armonía. Es la instancia previa para ascender a los Estados Superiores del Ser. La clave, para no malgastar energías en esfuerzos inútiles, es buscar el equilibrio, dominar las cualidades inferiores, acallar el ruidoso batallar de los opuestos y caminar hacia la Unidad. Isis perdonó la vida de Seth tras haberlo derrotado, pues tanto él como Osiris debían coexistir para mantener el equilibrio del Universo. Nosotros, debemos encontrar el equilibrio entre la materia y el espíritu, entre la pasión y la virtud, entre la Luz y la Oscuridad que dan forma a nuestro mundo.

Sahaquiel

8 comentarios:

rice dijo...

chida reflexion, chido tu blog saludos.

Mari dijo...

Si, es cierto. "El camino del medio" le dicen algunos, creo.

En algunos aspectos el camino del medio me da más trabajo. Estos días estaba desbalanceada. ¡Me dí un trabajo! No me da tanto trabajo lo "material", sino el camino del medio en lo emocional (aclarando: me cuesta no meterme en la vida de los demás, intento ayudar cuando no es buena la ayuda)

Tu escrito dice más cosas, pero a mí me sirvió, esta vez, mirar lo que miré.

Besos!

El Shoin dijo...

De hecho hay que recordar el principio de polaridad querido hermano

Luz dijo...

Impecable...Cuánta verdad se vislumbra en tus palabras. Ojalá todos los seres humanos podamos comprender y alcanzar ese equilibrio. Estoy recorriendo tu blog y me gusta mucho.
Saludos!
Luz

androcles dijo...

Tal como dices la vida es un constante ir y venir, sin embargo tiendo a pensar que la "autoflagelación" es un resorte heredado de siglos de alienación católica...donde en cada accion "no autorizada" el temor se hace presente, como cuando un niño pequeño hace una travesura y es sorprendido. Parte de una cultura donde nos dicen que somos hijos de un dios, "llenos de padres y madres que no tienen hijos" que te perdonan y te guían haciendo que sea más fácil culpar a otro por tus decisiones (el diablo, castigo de dios porque te portaste mal, etc). Por lo tanto el paso inicial es hacerse responsable de tu futuro o por lo menos, al no saber que sucederá, saber que tu decisión es la mejor que tomaste, en ese momento y en las circunstancias específicas que te llevaron a tomarla.
Desde ahi, el camino a la armonía se hace menos árido ya que el pensar y el hacer es conciente, pero no olvides que no todos han realizado los viajes ni recibido las herramientas...

Un TAF
Androcles

Sahaquiel dijo...

Rice: Gracias por pasar por mi blog. Espero que vuelvas. Saludos.

mari: Cuesta más, por algo lo llaman "el sendero del filo de la navaja". Besos!

el shoin: Precisamente, de eso se trata. Es posible verlo desde el principio hermético de Polaridad y la Ley del Péndulo. Gracias por la vista, Querido Hermano. TAF

luz: Bienvenida al blog. Muchas gracias por tus palabras. Me encantó tu blog, tengo que seguir revisándolo. Saludos! =)

androcles: Estoy de acuerdo con lo que dices, pero prefiero no hacer comentarios alusivos a tal o cual religión o, en todo caso, a lo que algunos dirigentes hicieron de ellas, pues la esencia de las mismas descansa en la Tradición Primordial. Muchas gracias por tu aporte.
Un TAF!

Sahaquiel.

Mari dijo...

Qué bien estás, qué bien te leo, Sahaquiel.

Te conozco poquito pero puedo notar eso, lo que creciste.

Y me alegro mucho!!!!

(con razón me daba tanto trabajo, el filo de la navaja, ja! Me voy a tener más paciencia)

Besos

galafer dijo...

Es la historia del mundo, la historia de la vida y nuestra propia historia, la lucha de los polos es la cuna de toda religión, por que es la esencia misma del hombre, pero no es simplemente una lucha por contrapesar el poder del otro lado, sino que es la manera en que se logra el equilibrio, es decir no es una lucha en si, es una forma de vida y de existencia.